Bad Bunny cumplió con su sueño de debutar en WrestleMania: junto a Damian Priest, el cantante urbano consiguió su primera victoria en WWE frente a The Miz y Jhon Morrison. Pese a lo que se esperaba, el intérprete de éxitos como ‘Booker T’ o ‘Safaera’ demostró gran manejo del ring y consiguió varias llaves que dejaron sin palabras al mundo de WWE.

Esta rivalidad entre The Miz y Jhon Morrison inició en Royal Rumble, cuando ambos quisieron cantar con el ‘Conejo Malo’. Pese al ofrecimiento, Bad Bunny se negó y les tiró la puerta en la cara.

Cabe destacar que el artista entonó su canción ‘Booker-T’ en la Batalla Real. Sin embargo, luego se conoció que habían firmado un acuerdo millonario por unos meses que incluía una lucha a pedido del propio artista, quien es un fiel seguidor de la lucha libre.

Para que sea más parejo y también para darle un push, Damian Priest se sumó a Bad Bunny para enfrentar a la pareja de Jhon Morrison y The Miz en WrestleMania 37.

Pese a las críticas, el cantante puertorriqueño no decepcionó y mostró la mejor performance de un artista en toda la historia de la WWE. Bad Bunny mostró todo lo que había entrenado en el Performance Center: aplicó llaves con maestría, hizo una plancha voladora y consiguió el pin para su primera victoria en WWE.


Publicar un comentario

 
Top