El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, se salió de casillas por la falta de disciplina de los ciudadanos del Istmo que acudieron en masa a comprar las zapatillas que lanzó el reguetonero J Balvin, las cuales tienen un costo aproximadamente de 700.000 pesos colombianos. “No puede ser”, dijo el mandatario.

“A mí me encanta la música, me gustan las canciones de J. Balvin, pero no puede ser que unas zapatillas valgan más que nuestra vida y la de nuestras familias”, agregó.

Cortizo, además, dijo que le parecía inaudito que por culpa de la irresponsabilidad de unos pocos se llegara a tomar una decisión radical como el cierre total de la economía.

“Hay que usar la cabeza, porque nos están obligando a tomar decisiones que no queremos tomar”, advirtió el presidente del vecino país.

La preocupación por el aumento de contagios también se vive en Alemania, donde Angela Merkel advirtió que los contactos entre las personas son demasiados elevados y dio a entender que podría haber más restricciones de cara a las fiestas de Navidad.


Publicar un comentario

 
Top