El cantante estadounidense de reguetón, Nicky Jam, realizó un concierto en El Salvador en el que no se paró ni un momento de una silla, a causa a una lesión en el tobillo que lo dejó con problemas temporales de movilidad, algo que no impidió que cumpliera la cita con sus fanáticos. 

Antes de empezar el show, el cantante anunció a través de una foto en su cuenta de Instagram lo sucedido:

“Con el tobillo malo pero a cantar con el corazón, El Salvador ¡Tamo activo’! Para los que están preguntando me lesione el tobillo jugando basketball”.

Nicky Jam no bailó durante su concierto pero aprovechó lo sucedido para enviar un mensaje de agradecimiento a Dios y a sus fanáticos, que tal vez necesiten ayuda:

“Yo creo que Dios me está utilizando a mí para llevar su mensaje a las juventudes de que Dios sí existe, porque yo podría estar ahora mismo muerto, pudiera estar preso, mi gente, y estoy cantándoles a ustedes y hecho muchas cosas grandes, gracias mi gente, gracias a Dios todo poderoso. Si ustedes, mi gente, tienen a una persona que va por un camino erróneo, va por un camino, yo vine de una madre drogadicta, de un padre drogadicto y fui drogadicto por muchos años y aquí estoy gracias a Dios todo poderoso. Así que soy prueba viva de que Dios existe, mi gente”.


Publicar un comentario

 
Top