El pasado domingo 2 de junio el Wizink Center de Madrid abrió sus puertas para ver a uno de los mayores hitos del reggaeton: Daddy Yankee. Con más de 30 años a sus espaldas creando música, el artista puertorriqueño viajó hasta la capital para ofrecernos un concierto cuanto menos inolvidable. Con motivo de la celebración del quinto aniversario de la fiesta de La Chapa, Daddy Yankee se plantó en pleno Wizink Center para hacer historia en una noche repleta de antiguos éxitos y mucho ritmo.

Con canciones como ‘Gasolina’ o ‘Rompe’, Ramón Luis Ayala Rodríguez, más conocido como Daddy Yankee, logró transportarnos a 2005, cuando el reggaeton apenas estaba comenzando a escucharse mundialmente.

Pero Daddy ha sabido reinventarse a lo largo de estas casi tres décadas, confirmándonos así que sigue siendo el rey del movimiento urbano. Con éxitos muy recientes como ‘Adictiva’ o ‘Con calma‘, el artista demostró en el escenario que su legado todavía no ha terminado y que, de hecho, aún le queda mucho por delante.

Y es que además de sus éxitos en solitario, el intérprete siempre ha apoyado de manera incondicional a los nuevos talentos que están despegando. Por ello, a lo largo de la noche, Daddy Yankee también nos deleitó con algunas de sus colaboraciones más conocidas, como ‘Soltera’ de Lunay, ‘Vuelve’ de Bad Bunny o ‘Despacito’ de Luis Fonsi.

Muy cercano con el público, con momentos de plena improvisación en directo y con miles de agradecimientos a su equipo, a sus fans y a todos los artistas musicales allí presentes, Daddy Yankee nos dio una gran lección de humildad. Y es que a pesar de ser uno de los iconos más conocidos del reggaeton, The Big Boss sigue siendo igual de humilde que en sus principios. “No me olvido de mis orígenes. Pero aunque no tuviera nada, aunque fuera pobre… tenía la misma ilusión que ahora”, confesó en medio del concierto.

Además, el artista también aseguró que, para él, momentos como los vividos esa noche, eran los que realmente le hacían grande por dentro. “Podré tener muchos premios, mucho reconocimiento… pero no hay nada como el cariño y el apoyo que me dan ustedes en momentos como estos”, sentenció DY antes de terminar el show. Un show que, desde luego, quedará en la memoria de todos nosotros como la primera vez que el Wizink Center logró un sold out trayendo a un artista de reggaeton.

Publicar un comentario

 
Top