Sigue siendo el mismo. El cantante Bad Bunny asegura que, a pesar de los grandes cambios que ha tenido en su vida desde que decidió empezar en la música, sus costumbres siguen siendo las mismas.

En cuestión de pocos años, el Conejo Malo se convirtió en una revelación total para la música y más aún para el público latino. Su aporte se hizo resaltante gracias a sus colaboraciones con grandes artistas y hoy casi es considerado una leyenda por sus fans.

Sin embargo, tal parece que la fama que logró alcanzar en este tiempo no ha sido impedimento para que siga llevando su vida como normalmente solía hacerlo, antes de ser catalogado como una estrella mundial.

“Son nuevas experiencias que nunca pensé que llegaría a tener, como presentarme en escenarios tan grandes, llenos de tantos fanáticos que cantan mis canciones. También el progreso que he tenido y poder ayudar a los míos, pero yo sigo siendo el mismo, ni el dinero ni la fama me han cambiado”, aseguró el intérprete de ‘Callaíta’ en una entrevista.

De acuerdo con la revista Pollstar, la gira de Bad Bunny se coloca entre las 20 más lucrativas del año, llegando a tener un promedio de 1.1 millones de dólares por cada ciudad que visita.

“Desde chamaquito siempre me gustó el rap, me ha gustado la lírica y ese juego con las palabras. El trap es un derivado del rap y el hip hop y cuando lo escuché me sentí identificado y decidí empezar a hacerlo a mi manera”, indicó.

Publicar un comentario

 
Top